El Puñal

En un cajón hay un puñal. Fue forjado en Toledo, a fines del siglo pasado; Luis Melián Lafinur se lo dio a mi padre, que lo trajo del Uruguay; Evaristo Carriego lo tuvo alguna vez en la mano. Quienes lo ven tienen que jugar un rato con él; se advierte que hace mucho que lo buscaban; la mano se apresura a apretar la empuñadura que la espera; la hoja obediente y poderosa juega con precisión en la vaina. Otra cosa quiere el puñal. Es más que una estructura hecha de metales; los hombres lo pensaron y lo formaron para un fin muy preciso; es, de algún modo eterno, el puñal que anoche mató un hombre en Tacuarembó y los puñales que mataron a César. Quiere matar, quiere derramar brusca sangre. En un cajón del escritorio, entre borradores y cartas, interminablemente sueña el puñal con su sencillo sueño de tigre, y la mano se anima cuando lo rige porque el metal se anima, el metal que presiente en cada contacto al homicida para quien lo crearon los hombres. A veces me da lástima. Tanta dureza, tanta fe, tan apacible o inocente soberbia, y los años pasan, inútiles.

Por admin

10 comentarios en «Jorge Luis Borges»
  1. Quería acotar lo importante que era el puñal en siglo XIX cualquier problema de amoríos o de naipes se solucionaba a las puñaladas .este puñal fue traído por su bisabuelo y venía con sangre semejante arma artesanal duerme un sueño eterno sin saber cuándo va a volver a ser usado sin embargo impaciente y de forma casi utópica termino sus días durmiendo en un cajón sin poder darle el valor para el que había sido forjada

  2. Sin desmerecer el comentario anterior, me gustaría decir que, salvando la referencia histórica, el comentario en sí mismo resulta cuasi ofensivo a la prosa de Borges, ya que no hace otra cosa que emular las palabras del autor.

  3. Si leyó,que mire bien! Porque no colocó mayúscula luego después del punto y aparte. Me parece que se debería tener algo más de respeto hacia una eminencia como Borges!

  4. Lamento no poder haber llegado a enriquecer esta hermosa prosa de Borges pero decir que es cuasinsultante mis frases me hace pensar que la persona que está del otro lado criticando no ayuda y lamento su pensamiento retrógrada

  5. Parece que Guille Santiago Gómez Luengo insiste en malinterpretar mis palabras sobre el comentario.Supongo que los lectores comprenderán lo que se ha querido expresar: que es poco original si se va a referir a un poema copiando fielmente frases escritas por el autor. Algo de imaginación por favor!

  6. Yo creo que, en vez de discutir sobre tonterías, deberían limitarse a disfrutar del poema y ya! Solamente podemos decir que el poema es muy bueno y punto! Eso es todo lo que pienso decir. Un poco de civilización chicos!

  7. Perdón,pero yo tengo estudios avanzados en psicoloía y voy a evitar interpretar lo que Guille Santiago Gómez Luengo interpreta sobre la obra con las palabras expresas » cualquier problema de amoríos o de naipes se solucionaba a las puñaladas».Evidentemente agresivo.

  8. Anabella: me parece que te apresuraste en emitir un juicio de valor tildando de agresivo a Guille. Si lees bien el texto, es el autor precisamente quien le asigna esa cualidad al puñal (“para un fin muy preciso”). Eso tampoco implica que el autor lo pensara de esa forma ya que pudo haber sido producto de una visión del momento en el cual Guille expresa el uso tradicional del facón como arma en aquellos tiempos (el famoso malevo) y la impronta con la que fue plasmado el texto, también posiblemente, intente captar la atención de los lectores utilizando una estrategia literaria que concite el interés por el carácter crudo y sombrío que se le asigna al puñal. También hay una estrofa que se anima a “decir” que resulta lastimoso un arma tan letal aletargada o en desuso. Es decir, las interpretaciones pueden ser demasiadas, y eso, creo, que fue lo que buscó el escritor cuando creó esa obra maestra de uno de los más grandes orgullos literarios argentinos. Saludos.

  9. Sin arriegar demasiado me atrevo a asegurarte que el hombre en cuestión tuvo alguna experiencia traumática con algún arma de filo.Pero ya está.Todo bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *