Un paso a paso para evitar que usen tu señal y mejorar la conexión inalámbrica a internet.

Siempre que tenemos problemas de conexión en casa, ya sea porque el WiFi va más lento de lo normal o se corta cada dos por tres mientras estamos trabajando o mirando una serie, tendemos a culpar la compañía proveedora, pero no siempre la razón está ahí.

Quizás el problema no es el router o la velocidad contratada, sino las interferencias con las redes de los vecinos que usan tu señal. Estas interferencias están provocando que la calidad de tu red inalámbrica disminuya y eso hace que la conexión sea más inestable y funcione más lenta de lo normal. Para eso habrá que verificar el estado del router. 

Si alguno de los canales está saturados por las conexiones Wifi de los vecinos, o tiene interferencias de otros canales cercanos, nuestra conexión va a sufrir problemas velocidad.

Por eso, en primer lugar, tenemos que hacer es un mapa de la situación general de los canales wifi de nuestro router para ver cuáles están más libres o saturados y saber si hay alguno que nos ofrece menos o más interferencias.

Lo mejor es hacerlo habitación por habitación, ya que la conexión no es la misma en todas las estancias de la casa, a menudo varía en función de la cercanía del router.

Para buscar estos canales y comprobar las interferencias, necesitamos descargarnos una aplicación. Signal Strength, Fing – Escáner de red y WiFi Analyzer son algunas de las herramientas que te mostrarán qué canales están libres y cuáles están llenos de conexiones e interferencias.

Una vez hemos comprobado los canales más saturados, debemos cambiar el canal actual por el que menos interferencias tenga para mantener una buena velocidad de navegación. Los routers suelen escoger de forma automática el canal disponible, así que debemos cambiarlo manualmente.

Cómo cambiar el canal de tu red wifi

  1. Entrar al router a través del enlace http://192.168.1.1 desde un navegador Chrome, Edge, FirefoxOpera o Safari.
  2. Introducir el nombre de usuario y contraseña de acceso, que suelen ser admin/admin,1234/1234 o una combinación de ambas. Si no lo son, puedes buscar la contraseña genérica de los routers de tu operadora en concreto.
  3. Una vez dentro del enlace, en el apartado de configuración, pulsa en la opción ‘Network’ de la columna 4 Seleccionar el nombre de tu red inalámbrica.
  4. Seleccionar el nombre de tu red inalámbrica.
  5. Ve al cuadro «Channel».
  6. Selecciona el canal menos saturado, y que previamente hemos comprobado a través de la aplicación.
  7. Una vez elegido el canal, pulsa ‘Submit’ para que se apliquen los cambios.

Adaptadores Powerline, una solución

En una casa grande, de una planta o unifamiliar, puede haber grandes distancias, paredes o incluso techos de hormigón armado entre el router y los dispositivos Wi-Fi. Estos obstáculos actúan como un freno que interfiere con la velocidad del wifi y, en el peor de los casos, se detiene por completo.

Un repetidor es útil para distancias más cortas, por ejemplo, de una habitación a otra. Sin embargo, en áreas habitables grandes, como en casas y departamentos de más de una habitación, un repetidor ya no es adecuado porque los repetidores también usan la red Wi-Fi para la transmisión de datos entre sí.

Sin embargo, también existe una solución técnica para una larga distancia Wi-Fi: los adaptadores Powerline.

Esta clase de adaptador destaca por sobre los repetidores por utilizar el circuito eléctrico propio de la casa o departamento como un cable de datos largo. La ventaja: las paredes, los techos de hormigón armado e incluso los sistemas de calefacción por suelo radiante ya no suponen un obstáculo porque existe una solución basada en cables.

Los adaptadores Wi-Fi Powerline crean un punto de acceso rápido en cualquier toma de corriente. La instalación es extremadamente fácil: lo conectás, esperás un momento y comenzás a navegar.

Los modelos actuales combinan la mejor tecnología Wi-Fi de malla con la tecnología Powerline más rápida. Los adaptadores, como el de Devolo o TP-Link, crean una velocidad Powerline rápida que puede alcanzar los 1200 Mbps como máximo y ofrecen Wi-Fi en malla para una red inalámbrica rápida en toda la casa. 

Con información de La Vanguardia.

SL

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *