Existe una teoría que indica que la naturaleza y el universo en general no siguen un modelo previsible y ordenado. Según el diccionario de la lengua, «caos» proviene del latín «chaos», y explica que toda situación caótica es un momento de cambio y trasformación que, a la vez, generará un nuevo orden, que luego volverá a gestar nuevas situaciones caóticas por siempre. De esta manera se viene manifestando la evolución del universo, de las galaxias, de la naturaleza y del hombre.

Jaque a la física tradicional

Cuando apareció este nuevo paradigma, muchos sistemas científicos que eran considerados deterministas y predecibles perdieron sustancialidad. Pues esta nueva posibilidad de comprender la naturaleza rompió con estructuras científicas de antaño. Para la física newtoneana y la ciencia clásica, uno de los fundamentos más importantes consistía en la capacidad de eliminar la incertidumbre sobre los hechos empíricos del universo. Para la física clásica, el tiempo y el espacio son lineales. Lo que no está representado no existe. Lo empírico y concreto es determinante para la construcción y desenlace de los hechos.Pero con la llegada de físicos como Max Planck y Albert Einstein (padres de la física cuántica), entre otros, las certezas y las manifestaciones concretas de la realidad comenzaron a desdibujarse.

Los nuevos descubrimientos que dichos científicos fueron abordando demostraron que nada es lo que parece, y que existen infinitas posibilidades de manifestación no lineal en la matriz. El punto de vista del observador crea y modifica los hechos. Todo es relativo.

A pesar que la física y la mecánica clásica han estado jugando una pulseada por muchísimos años contra los nuevos paradigmas de la física y mecánica cuántica, aparece una teoría que comienza a acercar ambas escuelas.

Qué es el efecto mariposa

El matemático Edward Norton Lorenz fue el hombre que formuló el comportamiento caótico e inestable de los sucesos. A dicha teoría se la denomina «el efecto mariposa». En ella se encierra la posibilidad de que un golpeteo provocado por alas de una mariposa podría ser causante de un huracán a miles de kilómetros de distancia.

En este modelo se explica que una variable concreta puede provocar o alterar otros ejes, influyéndose progresivamente hasta obtener resultados fuera del campo lineal. Sin embargo, y he aquí lo importante, a pesar del caos y el desorden que puede manifestarse en el universo, lo caótico no puede ir más allá de de ciertos límites.

Dicho de otro modo, las posibilidades son múltiples, pero los resultados son limitados.Existen predisposiciones a que los fenómenos sucedan de determinada manera. Estas se llaman atractores y son un conjunto de valores numéricos hacia los cuales un sistema dinámico tiende a evolucionar.

El matemático Edward Norton Lorenz fue el hombre que formuló el comportamiento caótico e inestable de los sucesos. A dicha teoría se la denomina «el efecto mariposa». En ella se encierra la posibilidad de que un golpeteo provocado por de alas de una mariposa podría ser causante un huracán a miles de quilómetros de distancia. Foto ilustración: Shutterstock.

Sobre la numerología pitagórica

Aquí es donde entra nuestro querido y amado Pitágoras. Este gran maestro ha inventado una técnica matemática que comprende las variables existenciales y que se denomina numerología pitagórica.

Cuando hablamos de la numerología no se le suele dar el espacio y atención que merece. Por lo general, se la asocia con esoterismo y adivinación, como si fuera algo descolgado de la realidad y mágico.Pero lo cierto es que estaría a la altura de cualquier otra técnica científica, de hecho, muchos la consideran una ciencia. Lo cierto es que al tratarse de una herramienta que no manifiesta resultados empíricos y visibles al momento, y por tratarse de experiencias únicas y personales, no se la toma demasiado en serio.

Si uno va al médico y le hacen hacer un estudio de sangre, el mismo arrojará valores cuantificables y calificables acerca de materia tangible. Pero si uno se hace una carta numerológica, donde también se arrojarán valores matemáticos que abordan el plano metafísico de nuestra conciencia, no se los validará como algo real.

Ahora bien, a quien ha tenido la oportunidad de atravesar su carta numerológica con seriedad, podrá validar el nivel de certezas que arrojan los números que la recorren.La numerología es el equivalente a distintas técnicas de probabilidad y estadística utilizadas en otras doctrinas. Tiene y cumple el efecto de ordenar, comprender, anticipar y resolver cualquier estadio existencial que nos toque recorrer. Al igual que un GPS nos brinda la mejor opción para llegar a nuestro destino.Si bien en el universo consiente existe el libre albedrío, que sería fundamental para que nuestra conciencia haga su evolución, al igual que el efecto mariposa y el orden del caos, coexistimos con diferentes variables y vectores que al final del camino nos llevaran al destino pactado.La técnica pitagórica no es más que un ejercicio matemático que adhiere a las leyes fundamentales que utiliza el universo.

Elige tu propia aventura

Si bien el libre albedrío abrirá opciones dentro de los procesos evolutivos, cada acción tomada desatará reacciones con implicancias concretas que se pueden ver claramente en un mapa numérico personal.

El universo es una matriz coherente y precisa. Sabe perfectamente jugar al Tetriz, nosotros somos parte del caos que necesita para su propia evolución. Quien piense que estamos separados y no somos parte de un todo, y se piense fuera de las leyes universales, probablemente haga el camino más largo para llegar donde su propio contrato decidió llevarlo.

Julieta Rutenberg.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *