El Gobierno formalizó los nuevos controles

Las empresas exportadoras de carnes, granos y lácteos deberán presentar información sobre sus envíos y planes de producción. 

El Ministerio de Agricultura estableció nuevos requisitos para las empresas exportadoras de granos, carnes y productos lácteos. El objetivo oficial es «reducir al máximo la existencia de operadores informales» y se encuadra en un esquema de mayores controles sobre las exportaciones como forma de impulsar la oferta local y así contener la suba de los precios de los alimentos, con fuerte impacto en la inflación.

“Se han constatado ciertas modalidades de actuación en la operatoria comercial exportadora, de las distintas cadenas de productos, que generan distorsiones en la actividad comercial y dificultan el pleno ejercicio de las potestades tributarias y de control cambiario a cargo de las autoridades competentes”, dice la resolución 60/2021 del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, publicada este lunes en el Boletín Oficial. Todavía se esperan detalles sobre las nuevas exigencias dirigidas a la exportación de carne vacuna.

La norma modifica el Reglamento para la Inscripción en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA), que fue creado en febrero de 2017 para establecer los requisitos para la matriculación de empresas agroalimentarias.

Define que las empresas deben “exhibir un plan de trabajo proyectado para el próximo año, con detalle de mercadería a exportar, volúmenes, proveedores y destinos” así como también “facilitar el detalle del personal en relación de dependencia y compañía aseguradora de riesgos de trabajo contratada y constancia de las entidades bancarias donde se depositan los haberes de los trabajadores”. 

Además, “deberán acompañar el último estado contable certificado para las personas jurídicas y manifestación de bienes actualizada y certificada para las personas humanas o socios y accionista para el caso de personas jurídicas de reciente constitución y constancia de ingresos de divisas del último año, para el caso de haber realizado operaciones de exportación”.

La medida fue adoptada luego de que se conozca que la inflación fue del 4,8 por ciento en marzo y forma parte de un grupo de decisiones tendientes a controlar la suba de precios en los próximos meses. 

Agricultura justifica que “ante la imperiosa necesidad de alcanzar una más amplia formalización, transparencia y control de una actividad tan sensible como la exportación dentro de la matriz de producción agropecuaria nacional, se estima conveniente establecer nuevas exigencias”. Subrayó que “los requisitos a incorporar tienden a reducir al máximo la existencia de operadores en circuitos marginales, informales e insolventes, que son los que mayores distorsiones producen en el adecuado funcionamiento del mercado interno y exportador”.

Por otro lado, la norma advierte que «los titulares de los establecimientos matriculados que presten servicios de exportación a terceros matriculados en este registro, serán mancomunada y solidariamente responsables por los incumplimientos de los requisitos y demás condiciones».

En paralelo a los nuevos requisitos del RUCA, el gobierno informó que avanzará en un nuevo esquema de funcionamiento de la comercialización interna de carne vacuna, estableciendo la obligación del troceo a partir del 1º de enero de 2022 para todo el mercado nacional. “Esta medida mejora el funcionamiento de la producción y el acceso a los diferentes cortes», explicaron en el comunicado.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *